Educacion con empatia: En los colegios donde se imparte educación emocional disminuyen los conflictos

 

 

Más allá de las materias tradicionales de los currículos escolares, la inteligencia emocional cobra cada día mayor relevancia en los colegios. Las razones las pone sobre la mesa un informe realizado por la Fundación Botín sobre el Estado de la Educación Emocional y Social en distintos lugares del mundo ya que trabajarla fomenta la igualdad, mejora la conducta y el aprendizaje de los niños y potencia su capacidad para afrontar las incertidumbres, favoreciendo su creatividad y su sentido de la responsabilidad.

Ante todas estas ventajas, las iniciativas a lo largo y ancho del mundo son cada vez más fáciles de encontrar. En ellas se trata de lograr que los niños asuman responsabilidades y entiendan las diferencias entre las personas como una suma y no como una resta en las relaciones interpersonales. Una educación repleta de valores que logra una considerable reducción de la violencia en los centros escolares, mejorando por tanto la convivencia.

Empatía, la clave del éxito

Una de las cuestiones que más se trabaja en el entorno de la educación emocional es la empatía, es decir, la capacidad de ponerse en el lugar del otro. Esta es la clave de que los pequeños entiendan y asuman las diferencias como algo enriquecedor, lo que les llevará a adoptar las decisiones correctas en las encrucijadas de la vida.

Es precisamente poder comprender qué lleva al otro a realizar según qué acciones lo quefavorece el entendimiento y de ahí la reducción de los conflictos y la mayor facilidad para resolverlos en caso de existir. Sin embargo, esto no es todo. El éxito no se circunscribe sólo al entorno escolar sino que deja un poso en la personalidad del niño ayudándolo a convertirse en un adulto también de éxito.

Las personas con las que resulta más fácil convivir y aquellas capaces de mediar y resolutivas se convierten en líderes naturales en su entorno.

Animación para educar

Además de proyectos colectivos escolares, los niños también pueden interiorizar valores positivos a través de cortometrajes de animación. Así encontramos pequeñas obras, por su duración, que no por su contenido,  en las que se habla de las diferencias, de la convivencia  o de las elecciones difíciles en la vida diaria.

 

 

Posts relacionados

  • No hay posts relacionados
No hay comentarios

Posteá tu comentario