Para Maestros: Alumno Ayudante y Mediación Escolar para reducir conflictos en el aula

 

foto maestros 3

La convivencia escolar se ha convertido en uno de los temas clave de la educación de esta década. Con el incremento de los conflictos en las escuelas surge la necesidad de plantear medidas que palien las necesidades de resolución y tratamiento de estos mismos.

En este campo de acción se sitúan los nuevos enfoques centrados en estrategias de resolución de conflictos y de diálogo como son los modelos de “mediación escolar” y el de “ayuda entre iguales”.

Los propios alumnos con sus lazos de amistad y otros compañeros del propio centro y aula son los agentes educativos que ayudan, amparan y escuchan a sus propios compañeros en situaciones de riesgo o de agresiones. Los adultos tanto profesores como familia se sitúan muy lejanos al mundo de las confidencias en situaciones de maltrato. Otro dato importante sitúa alrededor de un 15 a un 18% del alumnado que no habla, ni comunica su malestar a persona alguna convirtiéndose en diana de las burlas y mofas de sus propioscompañeros.

Esto nos indica que son los propios compañeros los agentes que más influyen en una intervención eficaz en temas de agresiones dentro de la escuela al igual que apoya la idea de que los propios alumnos son capaces de responder  adecuadamente en los conflictos que surgen de su interacción.
Debemos de ordenar la convivencia escolar desde el modelo integrado de
afrontamiento de los conflictos.
Los modelos de ayuda, entre iguales se sitúan dentro de esta filosofía, y más
especialmente los modelos de alumnos ayudantes y mediadores escolares. Ahora
bien, estos modelos tienen sentido en cuanto que están inmersos en un contexto
escolar que trabaja y se orienta hacia un gran paraguas de intervención para la
mejora de la convivencia con medidas organizativas que la favorezca, además de
crear y variar estructuras de toma de decisiones.
Estos modelos son estrategias de una tendencia educativa en la que se valora la
participación activa de los agentes en conflicto.
LOS ALUMNOS AYUDANTES

El alumno ayudante tiene carácter rotativo dado que no se trata de crear una
jerarquía de alumnos especialmente dotados y competentes socialmente, sino de
brindar la oportunidad de que todo alumno en el transcurso de su escolarización en
la etapa de secundaria pueda desarrollar sus capacidades empáticas y prosociales
en la ayuda al resto de compañeros. Esto introduce el currículum de resolución de
conflictos en la vida cotidiana en la escuela y favorece una convivencia donde impera
el diálogo y la apertura de los conflictos como elementos naturales de la interacción humana.

LA MEDIACION ESCOLAR

La mediación escolar, es el proceso por el cual dos partes en un conflicto incapaces de
resolver sus problemas solicitan la intervención de un tercero neutral que les ayude
a llegar a un acuerdo satisfactorio. Es un acto voluntario donde la neutralidad y
confidencialidad del mediador son absolutamente necesarias para guiar el proceso
de resolución del conflicto.

Este procedimiento supone un reto de creatividad y trae consigo unos procesos de
tratamiento del conflicto muy diferente a las vías tradicionales de disciplina. La idea
del castigo, la restitución del honor perdido, el principio de autoridad han de convivir con esta nueva interpretación que se asienta sobre la homogeneización e igualdad de estatus en la toma de decisiones encaminadas a solucionar los problemas interpersonales.

Fuente: Isabel Fernández García, Catedrática educación secundaria


Posts relacionados

1Comentario
  • Laugren Villalobos

    28 Mayo, 2015 at 16:48 Responder

    Muy bueno el post, en estos momentos de crisis donde los valores familiares han desaparecido del ciudadano progresivamente, es necesario utilizar nuevas estrategias que nos permita como docente minimizar la violencia dentro del aula

Posteá tu comentario