Docentes: Educación Emocional, Escuelas restaurativas y el uso de la Comunicación No Violenta en las aula es clave, para una nueva Educacion

foto corazon roto

 

En el 2005 cuando vivía en USA, Nueva York, me llevaron a una capacitación de “Nonviolent Comunication”, “Comunicación No Violenta” en español -su sigla, “CNV”-. La verdad que no sabía mucho de este modelo, pero en mi búsqueda por la mejora emocional del niño/as me enamoré de esta técnica, que ahora utilizo con la restaurativa escolar.

La comunicación no violenta es un modelo desarrollado por Marshall Rosenberg (doctor en psicología clínica, educador y reconocido mediador en conflictos internacionales y que creó en 1985, el Centro para la Comunicación No violenta (CNVC). Este Centro devino en una organización internacional, con entrenadores en todo el mundo, que promueve la formación en escuelas, prisiones, instalaciones de asistencia médica, etc. El objetivo fundamental de Rosenberg es aportar más compasión/comprensión a las relaciones humanas, y siendo consciente de los efectos negativos que genera el etiquetaje diagnóstico, eliminar ese lenguaje que crea culpa, vergüenza, juicios, crítica y exigencias que contribuyen a la violencia en las relaciones humanas).  Busca que las personas se comuniquen entre sí de manera efectiva y con empatia. Enfatiza la importancia de expresar con claridad, observaciones, sentimientos, necesidades y peticiones a los demás, de un modo que evite el lenguaje evaluativo, que etiquete o defina a los interlocutores o a terceros. Es conectarse con el otro desde la comunicación y los sentimientos. Los que usamos la comunicación no violenta, consideramos que todas las acciones se originan en un intento de satisfacer necesidades humanas, pero tratamos de hacerlo evitando el uso del miedo, la culpa, la vergüenza, la acusación, la coerción y las amenazas. 

Que importante es llevar este modelo al aula, que este recurso pueda ser utilizado por los docentes. La CNV se utiliza actualmente en todo el mundo, como un valioso recurso para aquellas comunidades que se enfrentan a conflictos violentos y a graves tensiones étnicas, religiosas o políticas. En este sentido, y a modo de ejemplo, es conocida la trayectoria que sigue su utilidad en “la mediación de conflictos” en Israel, entre las Autoridades Palestinas, en Nigeria, Ruanda, Sierra Leona y otros lugares. El mismo Rosenberg, en una entrevista, relata la anécdota de su visita a un campo de refugiados de la Autoridad Palestina. Cuando el intérprete le presentó como americano, inmediatamente uno de los refugiados le increpó “¡Asesino!”. Él cuenta que, “al cabo de una hora, el que me llamó asesino, me estaba invitando a una cena de Ramadán en su casa porque no escuché lo que pensaba de mí, simplemente conecté con lo que él sentía, con lo que necesitaba. Cuántas veces en nuestras aulas hemos evitado una situación violenta por no dar importancia a las manifestaciones más evidentes del lenguaje verbal o gestual de un alumno, y hemos conseguido conectar con él, sabiendo lo que realmente estaba sintiendo y necesitando en ese momento.

El deseo de castigar, y el uso de medidas punitivas en los colegios, sólo existen en culturas que tienen visiones moralistas del mundo, las que piensan en categorías de bueno/malo, correcto/incorrecto, sanción diciplinaria, y vemos que los niños/as se están revelando a ello, no les sirve para cambiar ni para restaurar su conducta y menos para no volver hacerlo!. Los antropólogos han descubierto culturas en muchas partes del mundo, en que la idea de que alguien sea “malo” carece de sentido, y que tales culturas tienden a ser más pacíficas.

A su vez, otro modelo que trato de instaurar en la educación, son las practicas restaurativas, les dejo aquí unos posts anteriores sobre el tema: http://mediacionyviolencia.com.ar/hacia-una-escuela-restaurativa-una-practica-preventiva-e-integradora/ y http://mediacionyviolencia.com.ar/practicas-restaurativas-en-las-escuelas/

Se trabaja para que el niño/a sea restaurativo en sus relaciones con sus compañeros, en su comunicación, trabajando en la sanción educadora, y dejando de lado la forma de escuela retributiva en la que a los malos comportamientos, se recibe un castigo o sanción. Por suerte, las amonestaciones ya han salido del sistema educativo!!!! 🙂

El lema de estas prácticas es enseñar al niños/as, adolescentes, a hacerse cargo del problema o conflicto, a responsabilizarse y tomar conciencia de lo realizado, llegando a unas disculpas trabajadas, gestionando sus propias emociones y el conflicto. Esto en el marco de las escuelas en valores, de formar verdaderos ciudadanos de paz, de dejar niños/as mejores al mundo. Para realizar todo esto que propongo, no se necesitan presupuestos, ni cambios curriculares, ni acciones extraordinarias o radicales. No pido CAMBIO DEL SISTEMA EDUCATIVO, solo se necesita actitud, vocación y voluntad; si realmente nos interesan los niños/as y su educación. Podemos empezar a trabajar estos temas desde los 3 años, desde el jardín… es lo mas recomendable y hasta los 18 años.

Si queres saber mas sobre estos temas y capacitaciones, contactame. Les dejo dos videos sobre los referentes en el tema.

1) Seminario sobre la Comunicación No Violenta. Marshall B. Rosenberg, Doctor en Psicología.

2) En este video, Dan Goleman habla en Redes sobre la necesidad de la Educación Emocional en los niños/as de 3 a 18 años. Es vital para aprender a gestionar sus emociones.


Daniel Goleman: Aprendizaje emocional por raulespert

Posts relacionados

No hay comentarios

Posteá tu comentario