Bullying: Técnicas de intervención erroneas “La Mediacion Escolar” y “La Tolerancia Cero”

En los últimos años, un número creciente de educadores, profesionales de la salud,  padres y otros adultos que interactúan con los niños y la educación, han comprendido la gravedad de la intimidación y trabajado en ella.

La intimidación entre los niños, es un comportamiento agresivo que es intencional, sistemático, e implica un desequilibrio de poder y fuerza. Se han desarrollado prometedoras estrategias de intervención, pero desafortunadamente algunas intervenciones han sido mal dirigidas, y otras estrategias de prevención que no son las correctas.

Veamos a continuación algunas:

Políticas de Tolerancia Cero

Muchas escuelas y distritos escolares han adoptado la “tolerancia cero” o “three strikes and you’re out”, como se denomina en las escuelas de EEUU, donde tuve oportunidad de ser observadora, en la que los niños que intimidan a otros son suspendidos o expulsados de la escuela. Estas políticas (también llamadas “políticas de exclusión del estudiante”) plantean muchas preocupaciones.

  • Las amenazas de castigos severos, como la suspensión o expulsión, en realidad, pueden disuadir a los niños y adultos de denunciar el acoso que observan. Por ejemplo, ningún espectador va querer decir lo que pasa, sabiendo que el hostigador será suspendido o expulsado, por miedo a que le pase algo.
  • La intimidación puede ser un marcador precoz de conductas problemáticas. Los niños que frecuentemente molestan o intimidan a sus pares, están en riesgo de involucrarse en otros comportamientos problemáticos.
  • Los niños que intimidan necesitan modelos positivos, el papel pro-sociales, incluyendo a los adultos y a todos los estudiantes de la escuela.

A pesar de que la suspensión y expulsión de estudiantes sean necesarias para mantener la seguridad pública en un número muy reducido de casos, y siempre a revisión del Ministerio de Educación (ya que el Derecho a la Educación es un derecho humano reconocido en la Convención de los derechos de los niños y niñas). Esta práctica de Tolerancia Cero no se recomienda como política de intervención.

Resolución de conflictos y mediación entre pares

Resolución de conflictos y mediación entre pares son estrategias comunes para abordar los conflictos entre estudiantesMuchas escuelas también utilizan o han utilizado la mediación entre pares para resolver casos de bullying, pero esto no es recomendable ni aconsejable. ¿Por qué?

  • La intimidación es una forma de victimización, no es un conflicto. Es un desequilibrio de poder, como el abuso infantil o violencia doméstica, el acoso laboral, y el acoso vecinal. Es la línea de acoso que se viene investigando desde MyV.
  • “Mediando” el bullying, sólo se logra envíar mensajes inapropiados a los niños y niñas  que están involucrados. El mensaje apropiado para el niño que es acosado debe ser: “Nadie merece ser intimidado, y vamos a hacer todo lo posible para detenerlo.” El mensaje para los niños que intimidan debería ser: “Tu comportamiento es inapropiado y debe ser detenido”. No hay mediación posible, no pueden acordar nada entre ellos, no hay negociación posible.
  • La mediación puede victimizar aún más a un niño que ha sido intimidado. Puede ser muy perturbador para un niño que ha sido intimidado, hacerle frente a su verdugo en la mediación.

Grupo de tratamiento para los niños que intimidan, hostigadores

Otra estrategia que algunas escuelas utilizan para tratar la conducta del bullying, implica el tratamiento de grupo terapéutico para los niños que intimidan, incluyendo el “manejo de la ira” (o como se denomina en inglés “hanger management”), el desarrollo de habilidades, la empatía, y la búsqueda de formas de construir la autoestima de los hostigadores. Aunque estas intervenciones son bien intencionadas, a menudo son contraproducentes. Estudiantes que hostigan, compartiendo grupos, puede ser contraproducente, ya que los miembros del grupo tienden a servir como modelos y reforzar aún más el comportamiento del bullying y la intimidación.

Soluciones que en la práctica ayudan

A menudo, las  escuela y su personal, adoptan medidas a corto plazo, dando un enfoque fragmentario de la prevención de la intimidación. Esto no lleva a buen puerto, por eso siempre hablamos de sensibilizacion, es la “introducción al tema”, luego pasamos a la capacitación, para el “abordaje del tema”, y por último al taller (método KIVA) dónde hacemos trabajo de campo y seguimiento en la escuela, para reducir la prevalencia del bullying. Necesitamos un cambio en el clima de la escuela y que el tema sea una consigna escolar integradora durante el año escolar.

Si se utilizan técnicas a corto plazo y sin continuidad, la estrategia de prevención de la intimidación no dará resultados. Por eso es importante que para el 2013, la Argentina, obtenga su ley sobre el acoso escolar, así la comunidad educativa tendrá un “protocolo de intervención”, capacitación constante y asesoramiento jurídico. Ayudemos a que el proyecto se transforme en ley, es prioridad, hay mucha resistencia todavía.

 

Referencias

Limber, S. P. (in press). Implementation of the Olweus Bullying Prevention Program: Lessons Learned from the Field. In D. Espelage & S. Swearer (Eds.) Bullying in American Schools: A Social-Ecological Perspective on Prevention and Intervention. Mahwah, NJ: Lawrence Erlbaum.Limber, S. P. (in press). School and community efforts to reduce and prevent bullying. Journal of Health Education.Melton, G.B., Limber, S.P., Cunningham, P., Osgood, D.W., Chambers J., Flerx, V., Henggeler S., & Nation, M. (1998). Violence Among Rural Youth. Final Report to the Office of Juvenile Justice and Deliquency Prevention.Mulvey, E. P., & Cauffman, E. (2001). The inherent limits of predicting school violence. American Psychologist, 56, 797-802.Nansel, T. R., Overpeck, M., Pilla, R. S., Ruan, J., Simons-Morton, B., & Scheidt, P. (2001). Bullying Behaviors Among US Youth: Prevalence and Association With Psychosocial Adjustment. Journal of the American Medical Association, 285, 2094-2100.

Posts relacionados

2 Comentarios
  • […] En este artículo de Mediación y Violencia, analizamos las técnicas de intervención erróneas en el bullying. La tolerancia cero (utilizada en EEUU) plantea varios problemas.  […]

  • Laura Segovia

    23 Abril, 2015 at 8:41 Responder

    Me ha gustado mucho el artículo, si bien difiero en algo. Creo que la intervención que se apunta es la medida que parece más oportuna. Si bien yo no excluiría la mediación, todo lo contrario, son complementarias muchas veces para tratar la relación entre los padres de ambos niños o adolescentes, más que entre los propios niños o adolescentes. Cuanto más maduro el alumno, más incapié haría en que participaran ambos. No sólo se debe tratar al agresor, también a la víctima para que salga de ese estado y se empodere, pues no es casual aparecer como sujeto idóneo de acoso.

Posteá tu comentario