Bullying:El desarrollo de la inteligencia emocional en los niños/as, hace que el acoso no se de en la escuela.(Investigacion)

 

imagen-campaña-1

 

 

 

La Universidad de Córdoba (UCO) y la Universidad de Sevilla (USE) han publicado un estudio que demuestra que disponer de competencias de inteligencia emocional protege al alumnadofrente al acoso escolar. La investigación, publicada en el British Journal of Educational Psychology, concluye que “ante una situación de acoso escolar, un conjunto de habilidades conveniente cultivado y denominado inteligencia emocional puede servir de caparazón protector ante la agresión”.

La educación emocional mejora las posibilidades de tener una respuesta adecuada ante situaciones de violencia. Los investigadores observaron que las tres vertientes de la inteligencia emocional (reconocimiento, regulación y respuesta de los sentimientos) influían en la respuesta que daban las víctimas ante un acoso.

El estudio se ha llevado a cabo a partir de las encuestas a 2.800 estudiantes andaluces de entre 11 y 21 años, que cursaban estudios desde primero de ESO a segundo de Bachillerato. Los datos muestran que el papel del profesorado es relevante para mejorar estas competencias emocionales, gestionando el aula y las actividades de manera que el alumnado sea capaz de reconocer las propias emociones y empatizar con las de los demás. Para José Antonio Casas, del Departamento de Psicología de la Universidad de Córdoba, “la labor del profesor no se circunscribe a enseñar una materia, sino que también debe motivar una serie de habilidades sociales, de comportamiento y de autoconocimiento entre sus alumnos”.

Los investigadores también reclaman más formación del profesorado. Rosario Ortega, investigadora de la UCO, destaca que “con este trabajo se ha puesto en evidencia hasta qué punto es importante invertir en la formación del profesorado para revertir la violencia en las aulas, ya que, aunque los educadores han adquirido mayor sensibilidad con este tema, los protocolos de actuación se pueden mejorar con la inclusión de variables como la gestión positiva de la clase o la potenciación de la inteligencia emocional”.

fuente:http://www.educaweb.com/noticia

0
6

Bullying: Daña más que el maltrato familiar y el abuso

 

 

 

 

 

La risita que llega desde el fondo. El tirón de pelos que, inevitablemente, sucederá en algún momento del día. La catarata de mensajes burlones que se acumulan en Facebook e Instagram. El vacío social, el silencio. El tonto, el feo, la gorda, la linda, el que se viste mal. Desde que el bullying se instaló como una palabra que no necesita ser explicada, ya no quedan dudas de lo doloroso que puede resultar para sus víctimas. Pero lo que poco se sabía hasta ahora es cuán dañino puede resultar aún en la vida adulta.

Un estudio publicado en la prestigiosa revista “The Lancet Psychiatry” acaba de determinar que sus efectos pueden provocar más daño que el propio maltrato de los padres. Incluso el estudio se atreve a más: el acoso escolar puede ser más terrible que el abuso sexual.

“Los gobiernos han concentrado sus esfuerzos y sus recursos en el maltrato familiar más que en el bullying, Pero en todo el mundo uno de cada tres chicos reporta haber sufrido el acoso de sus pares y es claro que los chicos acosados tienen peores enfermedades mentales en su vida que aquellos que fueron maltratados”,señaló Dieter Wolke, uno de los autores del estudio y profesor de la Universidad de Warwick.

La investigación determinó que los chicos que fueron acosados por sus compañeros son más proclives a padecer problemas de ansiedad, depresión, tendencia a autolastimarse y hasta suicidio.

“Para los chicos, es mucho más importante la opinión de los pares que la de los propios padres, sobre todo en la adolescencia”, señala Flavia Sinigagliesi, psiquiatra y miembro de Bullying Cero.

Los autores de la investigación decidieron focalizarse en chicos que solo hayan sido víctimas de bullying para poder determinar la gravedad del problema. Comenzaron analizando chicos de entre 8 y 9 años, a los que siguieron durante una década para poder entender qué efectos había producido el acoso de sus pares sobre su salud mental. En total, se analizaron los casos de 4.026 niños del Reino Unido y otros 1.420 de los Estados Unidos. Así, por ejemplo, lograron medir que sólo el 8 por ciento de los chicos que habían sufrido maltrato por parte de los adultos padecía de ansiedad. En cambio, el mismo trastorno se registraba en el 25 por ciento de chicos que habían sido víctimas de bullying.

“El acoso escolar deja una herida a la dignidad de la persona. No es un golpe cualquiera. Los pares me confirman como persona, entonces la víctima se siente tan agraviada que el dolor le produce una huella traumática que puede durarle toda su vida”, explica Luis Kancyper, médico psicoanalista y miembro de laAsociación Psicoanalítica Argentina.

“Aún falta mucho –señala Sinigagliesi. Hubo un número de atención en la Ciudad, pero no funciona más y tampoco tenía personal capacitado”.

María Zysman, al frente de Libres de Bullying, señala que aunque desde el Ministerio de Educación se tomaron medidas, el bullying sigue siendo un problema que necesita más atención: “Hubo una participación masiva de los docentes en la capacitación y eso es positivo. El problema es que en el aula, el maestro está solo, entonces, todo depende de él”.

En la provincia de Buenos Aires, en 2013 se empezó a registrar por primera vez las denuncias de bullying y a diferenciarlas de otros tipos de violencia infantil.

“Se comenzó a cambiar la visión que se tenía de los chicos y a entenderlos como sujetos de derecho. Aunque la mayor parte de los casos se resuelven dentro del colegio, es bueno que tengan un número donde acudir”,agrega Pablo Navarro, subsecretario de Niñez y Adolescencia de la provincia de Buenos Aires.

Nota completa en :http://parabuenosaires.com/el-bullying-puede-danar-mas-que-el-maltrato-familiar-y-el-abuso/

0
2

Educación emocional en la escuela: del estándar a la personalización

Los alumnos deben descubrir por sí mismos sus dones y cualidades individuales.
La educación exige emociones. Los nuevos tiempos exigen desarrollar las capacidades innatas de los niños y cambiar las consignas académicas

Cada vez más adolescentes sienten que el colegio no les aporta nada útil ni práctico para afrontar los problemas de la vida cotidiana. En vez de plantearles preguntas para que piensen por sí mismos, se limitan a darles respuestas pensadas por otros, tratando de que los alumnos amolden su pensamiento y su comportamiento al canon determinado por el orden social establecido.

 

Del mismo modo que la era industrial creó su propia escuela, la era del conocimiento emergente requiere de un nuevo tipo de colegio. Básicamente porque la educación industrial ha quedado desfasada. Sin embargo, actúa como un enfermo terminal que niega su propia enfermedad. Ahogada por la burocracia, la evolución del sistema educativo público llevará mucho tiempo en completarse. Según el experto mundial en educación Ken Robinson “ahora mismo sigue estando compuesto por tres subsistemas principales: el plan de estudios (lo que el sistema escolar espera que el alumno aprenda), la pedagogía (el método mediante el cual el colegio ayuda a los estudiantes a hacerlo) y la evaluación, que vendría a ser el proceso de medir lo bien que lo están haciendo”.

 

La mayoría de los movimientos de reforma se centran en el plan de estudios y en la evaluación. Sin embargo, “la educación no necesita que la reformen, sino que la transformen”, concluye este experto. En vez de estandarizar la educación, en la era del conocimiento va a tender a personalizarse. Esencialmente porque uno de los objetivos es que los alumnos descubran por sí mismos sus dones y cualidades individuales, así como lo que verdaderamente les apasiona.

 

En el marco de este nuevo paradigma educativo está emergiendo con fuerza la “educación emocional”. Se trata de un conjunto de enseñanzas, reflexiones, dinámicas, metodologías y herramientas de autoconocimiento diseñadas para potenciar la inteligencia emocional. Es decir, el proceso mental por medio del cual los niños y jóvenes puedan resolver sus problemas y conflictos emocionales por sí mismos, sin intermediarios de ningún tipo.

 

La educación emocional está comprometida con promover entre los jóvenes una serie de valores que permitan a los chavales descubrir su propio valor, pudiendo así aportar lo mejor de sí mismos al servicio de la sociedad. Entre estos destacan:

 

– Autoconocimiento. Conocerse a uno mismo es el camino que conduce a saber cuáles son las limitaciones y potencialidades de cada uno, y permite convertirse en la mejor versión de uno mismo.
– Responsabilidad. Cada uno de nosotros es la causa de su sufrimiento y de su felicidad. Asumir la responsabilidad de hacerse cargo de uno mismo en el plano emocional y económico es lo que permite alcanzar la madurez como seres humanos y realizar el propósito de vida que se persiga.
– Autoestima. El mundo no se ve como es, sino como es cada uno de quienes lo observan. De ahí que amarse a uno mismo resulte fundamental para construir una percepción más sabia y objetiva de los demás y de la vida, nutriendo el corazón de confianza y valentía para seguir un propio camino.
– Felicidad. La felicidad es la verdadera naturaleza del ser humano. No tiene nada que ver con lo que se tiene, con lo que se hace ni con lo que se consigue. Es un estado interno que florece de forma natural cuando se logra recuperar el contacto con la auténtica esencia de cada uno.
– Amor. En la medida que se aprende a ser feliz por uno mismo, de forma natural se empieza a amar a los demás tal como son y a aceptar a la vida tal como es. Así, amar es sinónimo de tolerancia, respeto, compasión, amabilidad y, en definitiva, dar lo mejor de nosotros mismos en cada momento y frente a cualquier situación.
– Talento. Todos tenemos un potencial y un talento innato por desarrollar. El centro de la cuestión consiste en atrevernos a escuchar la voz interior, la cual, al ponerla en acción, se convierte en nuestra auténtica vocación. Es decir, aquellas cualidades, fortalezas, ­habilidades y capacidades que permiten emprender una profesión útil, creativa y con sentido.
 Bien común. Las personas que han pasado por un profundo proceso de autoconocimiento se las reconoce porque orientan sus motivaciones, decisiones y acciones al bien común de la sociedad. Es decir, aquello que hace a uno mismo y que además hace bien al conjunto de la sociedad, tanto en la forma de ganar como de gastar dinero.

 

En vez de seguir condicionando y limitando la mente de las nuevas generaciones, algún día los colegios harán algo revolucionario: educar. De forma natural, los niños se convertirán en jóvenes con autoestima y confianza en sí mismos. Y estos se volverán adultos conscientes, maduros, responsables y libres, con una noción muy clara de quiénes son y cuál es su propósito en la vida. El rediseño y la transformación del sistema educativo son, sin duda alguna, unos de los grandes desafíos contemporáneos. Que se hagan realidad depende de que padres y educadores se conviertan en el cambio que quieren ver en la educación.

 

Fuente: El País

 

0
3

Empatia:Esta es la clave, para que tus hijos triunfen en el futuro

 

La empatía es la llave del éxito que ya poseen los emprendedores sociales y que es necesario estimular desde las edades más tempranas

Esta es la clave para que tus hijos triunfen en el futuro

FOTOLIA

Si te preocupa que tu hijo no saque buenas notas en inglés; le cuesta resolver los problemas de matemáticas o no acaba de aprender latabla periódica, no te alarmes. Todo ello son cuestiones secundarias en la formación de los pequeños. Hay cosas más importantes en las que debe brillar desde las edades más tempranas. Una habilidad que le va a permitir ser un buen profesional y triunfar en la vida. ¿Quieres saber cuál es? La empatía.

«Si tu jefe o tu compañero de trabajo no es empático, no querrás trabajar con él; crecer con él, seguir sus pasos… En definitiva, no son buenos líderes», explica Ana Sáenz de Miera, directora de Ashoka en España y Portugal, la mayor red de emprendedores sociales del mundo. De ahí la importancia de ser empáticos. «Identificación mental y afectiva de un sujeto con el estado de ánimo de otro», dice la RAE, es decir, la capacidad de una persona de ponerse en el lugar del otro.

¿Y por qué es más importante la empatía que hablar un idioma? «Lo único que sabemos del futuro – explica Ana Sáenz de Miera- es que vamos a seguir trabajando con personas. Por tanto, tendremos que organizarnos, trabajar en equipo, ser líderes, creativos… Y todo ello solo es posible si trabajamos la empatía, una habilidad con la que todos nacemos pero que hay que practicar y estimular. De lo contrario, no conseguiremos nada».

El mercado laboral ha cambiado y las necesidades profesionales también. No sabemos si en un futuro se necesitarán más médicos, profesionales en TIC o profesores y también es cierto que la organización empresarial está cambiando: las grandes organizaciones ya son historia y las startups yemprendedores pisan cada vez más fuerza. «Se trata de un cambio de ‘chip’ en la mentalidad de la sociedad que acabaremos viendo», afirma Sáenz de Miera.

Empatía con acción

Pero no sólo hay que ser capaces de ponerse en el lugar del otro. Sino de hacer algo por mejorar esa situación. ¿Nadie se acuerda de cuando el ébola era solo una cuestión en África? ¿Algún español era capaz de ponerse en la situación de un guineano? ¿De los voluntarios de Médicos Sin fronteras que, por ejemplo, trabajan desde hace tiempo contra el virus? Hasta que no llegó a España, los españoles no nos pusimos en acción. Y lo mismo ha pasado en otros países. Ahora, el objetivo es conseguir que la epidemia del Ébola no se convierta en una crisis de salud mundial a largo plazo. Y en ello estamos.

Precisamente de eso se trata. De la empatía en acción. «Porque, de lo contrario, no vale de nada», reseña la directora de Ashoka. «Todos los emprendedores sociales tienen un alto grado de empatía», asegura, puesto que son capaces de detectar un problema y de ponerse en marcha para solucionarlo. A gran escala, podríamos seguir hablando del virus Ébola pero, a pequeña, Ana Sáenz de Miera ejemplifica: «Un grupo de emprendedores que monta una empresa pensando en la necesidad que tiene el parque del barrio de que tenga agua».

Familias, colegios, profesionales de la educación y la sociedad en general son los responsables de este cambio social cuyas raíces se sitúan en Toronto, Canadá, en 1996. Allí, Mary Gordon puso en marcha el programa «Raíces de la Empatía» en colegios, principalmente con alumnos conflictivos, para reducir niveles de violencia y agresión estudiantil y promover comportamientos sociales que aumentasen los niveles de empatía, tal y como explica su fundación «Roots of Empathy».

Un bebé para ser empáticos

En cada aula, siguiendo las indicaciones de Gordon, se trabaja con un bebé, que actúa de «laboratorio emocional» para los estudiantes. Como estos no articulan palabra, los alumnos aprenden a identificar si el bebé está contento, triste, por qué llora… De esta manera, los niños aprenden a reconocer sus propios sentimientos, para después ser capaces de explicarse, y comprender cómo sus acciones afectan a los sentimientos de quienes les rodean.

Los resultados son realmente asombrosos: se reducen las actitudes violentas en el aula, los niños comprenden las emociones de sus compañeros, aumenta la capacidad de integración de los menores y desarrollan otras habilidades.

«Las empresas no demandan un buen electricista sino a alguien que sepa trabajar en equipo. En definitiva, buenas personas que, al final, son buenos profesionales porque el que es capaz de ser un buen líder, de trabajar en equipo, etc., gracias a la empatía, será la persona más feliz del mundo y obtendrá éxito», asegura Ana Sáenz de Miera.

¿Es tu jefe una persona empática? «Si es un gran líder, si es una persona capaz de desarrollar la empatía, su equipo le seguirá. De lo contrario, acabará cayendo», explica. Muchos ya han caído. Otros caerán porque, al fin y al cabo, las empresas las forman las personas.

El futuro está en la educación

Y para que cada vez haya mejores personas dirigiendo equipos y compañías, hay que «educar con éxito», recuerda directora de Ashoka en España y Portugal, que además es madre, y por esta razónestán trabajando ya para que la empatía se trabaje en los colegios de España (aunque en Canarias existe una asignatura obligatoria), junto a otro tipo de habilidades y de forma transversal, como ya hacen muchos centros educativos de Reino Unido, Canadá, Alemania o Irlanda.

Sólo así conseguiremos tener en el futuro buenos profesionales, capaces de trabajar en equipo, buenas personas, preocupadas por los problemas sociales… «Las ventajas competitivas tradicionales ya no son suficientes», escribía en su blog la antigua directora general de ING Direct, Carina Spinka, una defensora de la empatía, que habla de «Adaptive Advantage», es decir, «la capacidad de identificar rápido las señales del entorno, capacidad de experimentar, capacidad de conectar con las personas y con la sociedad, etc. Y cómo no, la necesidad de generar ‘Adaptive leaders’ como clave para desarrollar estas nuevas dimensiones estratégicas en las organizaciones. Personas que favorecen que se experimente en su organización, que gestionan el entorno y no se dejan gestionar por él, que buscan multitud de opiniones y no sólo la suya y con mucha, mucha empatía y un claro sentido del propósito».

 

 

fuente http://www.abc.es/familia-educacion/20141124/abci-empatia-ninos-201411212114.html

0
2

Bullying: 8 pasos simples para prevenir el acoso escolar

 

A lo largo de mi trabajo y las distintas CAPACITACIONES y talleres que realizo en el PAÍS y en el exterior, pude desarrollar ´planes cortos y ESTRATÉGICOS de como prevenir o reducir el acoso escolar en tu escuela. Aqui te dejo estos 8 pasos a trabajar:

 1. Enseñar la aceptacion

Enseñar la tolerancia no debe ser nuestro objetivo. Nadie quiere ser tolerado . La gente quiere ser aceptado . Vamos a apuntar más alto y tener fé en que nuestros hijos van a cumplir con nuestras expectativas. Esforcémonos para enseñar la “aceptación”, tanto en casa como en nuestras escuelas.

2. Modernizar nuestro pensamiento

El viejo método de abordar la intimidación con una asamblea de estudiantes al inicio del año escolar no es suficiente, y el famoso buzón del “bullying”…ya no dan efecto. La cultura escolar ha cambiado, especialmente dada la prevalencia del acoso cibernetico. Es evidente que nuestro enfoque debe cambiar también, no da ya más efecto el “castigo”, sino las practicas restaurativas, la aceptación de la conducta, y el “que puedo hacer de ahora en más”.

3. Adaptar Nuestras Estrategias

Incluso algunos de los métodos actuales son ineficaces. Por ejemplo, la Asociación Americana de Psicología “Tolerancia Cero Grupo de Trabajo” llegó a la conclusión de que las políticas de tolerancia cero no han mejorado los entornos de seguridad de la escuela, y que una estrategia diferente es necesaria.

4. Compasión y Currículo

Los métodos que parecen ser más exitosos son aquellos que son positivos. En primer lugar, en vez de centrarse en castigar al agresor y evitar el contacto entre el “matón” y la “víctima”, vamos a centrarnos en la enseñanza de conductas sociales positivas, tales como el respeto, la compasión y la bondad, los círculos de empatia, la comunicacion y todas las técnicas pro sociales. En segundo lugar, la programación de la prevención que debe integrarse en la currícula, ligada al plan de estudios y, de ser posible, que sea la filosofía de toda la escuela también.

5. Evite Etiquetado

Tenemos que evitar que los niños se etiqueten. Si un niño llama repetidamente con motes o pseudónimos, imagínese lo que puede hacer para su auto-estima y auto-percepción. Vamos a centrarnos en la discusión de la acción – el comportamiento de intimidación – en lugar de etiquetar al niño como un “matón” o como una “víctima”. Los pequeños cambios en nuestra comunicacion pueden hacer una gran diferencia en la forma en que nuestros hijos se ven a sí mismos.

6. Involucrar a la Comunidad

Los estudiantes necesitan escuchar que la intimidación es mala e inaceptable, y que necesitan oírlo de múltiples voces. La solución de la crisis de la intimidación no puede ser el trabajo de los maestros y directivos solamente. Las escuelas no deberían tener que funcionar como si estuvieran totalmente separados de sus comunidades. Somos “Comunidad Educativa” y debemos trabajar en conjunto. Todos en contra del acoso escolar para el mismo lado!! Como tal, las escuelas podrían considerar traer invitados y expertos de fuera del aula para presentar el tema de la intimidación. Estos presentadores podrían incluir a los padres, funcionarios locales, capacitadores, estudiantes universitarios, artistas, e incluso las celebridades locales. Los niños necesitan saber de diversas voces que toda la comunidad está involucrada en el tema.Cultivar un ambiente de aprendizaje seguro, inclusivo y de apoyo para ellos.

7. Incluir las Artes

Tenemos que ser creativos. Está bien documentado, que los jóvenes responden favorablemente a las artes, y que la participación en las artes tiene tanto, beneficios cognitivos y beneficios afectivos en los niños. Investigar el papel que podrían desempeñar las artes, en la programación de la intimidación-prevención en su escuela. Si la financiación es una preocupación, usted puede hacer esto de forma económica. En lugar de traer a artistas invitados, su escuela podría representar una obra de “prevención del bullying” y/o canciones relacionadas, videos creados por el alumnado. En la clase de arte, los niños pueden pintar cuadros-murales, por ejemplo.

8. Comienzo Temprano

Necesitamos implementar programas de prevención del acoso escolar en el nivel de jardín de infantes. Esperar hasta los 6 años, o la primaria, es demasiado tarde. En el nivel más básico, tenemos que proporcionar a nuestros niños con el lenguaje adecuado para expresar sus sentimientos, y animarles a hacerlo. Por otra parte, podemos enseñar a nuestros hijos acerca de ser espectadores activos si ven a otro niño siendo intimidado. La epidemia de acoso persistirá hasta que hagamos algo al respecto. Tenemos que ser “dueños” de este problema, como comunidades y como sociedad. Esto tomará tiempo, recursos, y un compromiso para hacer cambios en nuestras escuelas. Muchos niños tienen miedo de hablar. Vamos a comprometernos a ser espectadores activos, y dar voz a todos los niños sin voz. Mejor aún, vamos a capacitar a los niños a encontrar sus propias voces. Actuemos ahora!!

2
0

La aplicación práctica de la mediación en los casos de bullying y ciberbullying

foto face Mediacion-Escolar-Corrientes

Por María Quero, Mediadora y Evaluadora. Directora de formación de AMMI

María Quero, Mediadora y Evaluadora. Directora de formación de AMMIEl pasado 18 de noviembre tuvo lugar la jornada sobre “Protección de los menores ante las tecnologías de la información y comunicación” celebrada en el Ilustre Colegio de Abogados de Madrid y organizada por la Fundación Legálitas y Protégeles.
Impactantes fueron, sin duda, las exposiciones y los datos ofrecidos sobre estadísticas de acoso a menores en las redes; sobre el uso y abuso que niños y jóvenes hacen de las mismas hasta llegar a convertirlas en su contexto habitual de relaciones interpersonales; y cómo, una vez más, el ser humano consigue dar un giro de tuerca a los medios de que dispone para acabar convirtiéndolos en un arma de doble filo: herramientas creadas con fines ligados al avance y progreso de una sociedad inmersa en la cultura de las telecomunicaciones, convertidas en caldos de cultivo para el acoso, abuso, amenazas y numerosos delitos como el grooming o el bullying que, incluso, al poder legislativo todavía le cuesta tipificar.
Se analizaron en la jornada diferentes vías de actuación ligadas a la formación e información de progenitores y docentes de los centros escolares; se hizo un breve análisis sobre si los delitos de ciberacoso deberían ser o no juzgados por el código penal; se aludió al compromiso que está adquiriendo la industria para proteger a los menores a través de la creación de espacios de seguridad, sistemas de filtrado o líneas de denuncia, entre otros; y se aludió a la importancia de coordinar el objetivo y alcance del uso de las tic en el ámbito escolar con el uso de las mismas en el ámbito familiar.
Tal y como publicó este mismo diario en el artículo que recogía esta noticia http://www.lawyerpress.com/news/2013_11/2011_13_007.html, se aludió en un par de ocasiones a los beneficios de la mediación y los buenos resultados que ésta tiene en determinados casos: conflictos sin gravedad excesiva y afortunadamente mayoritarios. Se reconoció como método adecuado para resolver el conflicto de fondo que puede haber en el origen de un acoso entre dos niños o adolescentes de una misma escuela, cuyo mal entendimiento se les va de las manos. Así, Francisco Manuel Garcia-Ingelmo, Fiscal de la Sala de Menores, indicó también que para estos casos cuentan con un servicio de mediación que trabaja con el acosador y la víctima.
En este sentido, con respecto a los delitos de bullying y ciberbullying creo que además de todas estas medidas, debemos prestar una especial atención a un aspecto prioritario en el campo de la prevención, que es el trabajo con los propios niños, en el que se inculque autorresponsabilidad, autocontrol de impulsos y respeto a la cohabitación de las diferencias interpersonales.
Para ello, debemos prestar más atención a la educación en valores pero, sobre todo, al desarrollo de la empatía en los niños. Tenemos escasas experiencias, realizadas casi de manera experimental en algunos centros escolares, donde se han implantado programas para la educación en inteligencia emocional. En ellos, los niños aprenden desde pequeños a identificar emociones, a reconocerlas primero en sí mismos para luego ser capaces de identificarlas en los demás. Aprenden a poner nombre a sus sentimientos: tristeza, alegría, ira, cariño, compasión… y a saber identificarlos y reconocerlos tanto en sí mismos como en terceras personas. Un buen desarrollo de la inteligencia emocional les ayuda también a comprender sus propios comportamientos: “¿cómo me siento cuando sucede X? y ¿cómo me comporto cuando me siento así?” y poder entonces percibir y entender el sentimiento ajeno “¿cómo se sienten los demás cuando yo hago X?”.

Esto cobra especial relevancia en la prevención del ciberbullying, ya que cuando se acosa a alguien a través de las redes, es aún más fácil para el acosador abstraerse del dolor ajeno y consecuentemente de la culpabilidad, ya que ni siquiera ve a su víctima y no percibe sus gestos, lágrimas o expresiones de dolor o miedo, lo que limita la capacidad de sentir compasión por ella. Aludiendo a nuestro sabio refranero: “ojos que no ven, corazón que no siente” por ello, una educación en el desarrollo de la capacidad de empatía en los menores es crucial.
Si en paralelo a estos programas de desarrollo de la inteligencia emocional incorporamos la mediación escolar en los centros educativos, el beneficio es aún mucho mayor. La mediación en los casos de bullying y ciberbullying tendría una doble vertiente:
Por un lado, es aconsejable para los delitos de acoso de cierta relevancia ya cometidos. Sería un procedimiento similar al que se realiza en el ámbito de la mediación penal con menores infractores. Dicho servicio ya se está dando desde la Comunidad de Madrid para casos derivados desde la propia fiscalía. Pero también se podría hacer un escalón antes, desde los propios centros escolares, para casos que no llegan a interponer denuncia pero que se detectan desde las reclamaciones de padres y alumnos. En estos casos es aconsejable la intervención de un mediador adulto, experto y ajeno al colegio, coordinado con los departamentos de orientación y estableciendo protocolos de actuación conjuntamente.
Por otro lado, sería muy interesante trabajar el ámbito de la mediación escolar, implantando programas de mediación en los centros educativos que promuevan la prevención de conflictos de mayor alcance. Estos programas contribuyen a mejorar la madurez de los niños en cuanto a la resolución pacífica de conflictos, fomentando desde edades tempranas la cultura de paz y diálogo cuyo legado calará para el resto de sus vidas. Es además preventiva ya que aborda la resolución del conflicto desde su gestación, evitando que el alcance sea mayor.
Hay que decir que en los proyectos de mediación escolar se da pleno protagonismo a los niños, siendo ellos mismos los que aprenden a ejercer de mediadores con sus compañeros, lo cual añade un elemento que fomenta el sentido de la responsabilidad, involucración y pertenencia en el proyecto.
Las estadísticas dicen que uno de cada diez niños en edades comprendidas entre los 14 y 17 años sufrirá ciberbullying este año en nuestro país (fuente Fundación Legálitas) ¿no es como para que hagamos algo de manera inmediata?
Fuente http://www.lawyerpress.com/news/2013_11/2711_13_003.html

0
0

Educacion: Practicas restaurativas en las escuelas, nueva forma efectiva y reparadora de aplicar disciplina positiva

La experiencia de la Justicia Restaurativa en escuelas

La justicia restaurativa en la escuela busca reparar el daño que los problemas, agresiones y conflictos causan en las personas y en las relaciones a través de que se asuman responsabilidades y se reconozcan los errores más que culpando o castigando, y para que este tipo de manejo tenga los efectos educativos que se esperan es necesario que las familias integrantes de la comunidad educativa tenga en su fuero privado prácticas disciplinarias similares que procuren el logro de autonomía.
En este sentido existen algunas claves para la construcción de una comunidad educativa que asume la restauración como un proceso continuo:
1. Desarrollar mentes y corazones restauradores, inculcar sus principios y
filosofía
2. Manejar las situaciones en casa y escuela con base en el diálogo
restaurativo (indagando por las causas de los problemas, manteniéndose
firme en las normas y reglas, y brindando apoyo emocional)
3. Generar prácticas para el manejo de los conflictos que sean fieles a los
principios restaurativos (círculos de discusión, mediación, entre otras)
4. Involucrar a otras personas, cuando la situación lo amerite, en reuniones
restaurativas (grupo de estudiantes del curso, padres de familia, maestros,
etc.)
5. Construcción de comunidad capaz de resolver problemas (diseño de un
programa de capacitación continua que involucre a toda la comunidad
educativa)

La práctica de la justicia restaurativa en las escuelas se basa en principios y prácticas que buscan ante todo hacer del manejo de los conflictos una situación de aprendizaje para toda la comunidad educativa. A diferencia de lo que comúnmente esperamos del manejo de situaciones problema, una institución educativa con filosofía restaurativa no se guía exclusivamente por parámetros estandarizados de sanciones para el manejo de los casos, todo lo contrario, entiende la dimensión humana de cada caso y brinda a las personas implicadas el espacio para transformar
el conflicto y salir fortalecidas en valores y con habilidades para enfrentar nuevos retos.

Según Belinda Hopkins, cuando en una escuela se habla de justicia restaurativa se propone a la base de todas las relaciones en ella una filosofía y una ética de la restauración, sobre esta base se soportan habilidades para el manejo de los conflictos y con estos dos elementos se puede enfrentar el manejo de los procesos.

En primera instancia, la base del trabajo restaurativo en la escuela está cifrado en una Filosofía y Ética cuyos valores son:

1. Respeto
2. Inclusión y sentido de comunidad
3. Responsabilidad
4. Compromiso con las relaciones
5. Imparcialidad
6. No juzgar
7. Apoyar emocionalmente
8. Colaborar y
9. Emponderar

De otra parte, las habilidades que con base en esta filosofía se desarrollan para la aplicación de la justicia restaurativa en la escuela están basadas en la escucha activa que se centra en establecer comunicaciones en las que el principal objetivo es escuchar y comprender al otro antes que expresar las ideas u opiniones propias, y para ello es necesario apartar los juicios o prejuicios que se tienen a priori, centrarse en lo que la otra persona dice, tratando de identificar las ideas principales, las emociones que las acompañan y asegurándose de su comprensión a través de oraciones cortas que parafrasean lo principal de lo que ha expresado. Solamente cuando es claro que se ha comprendido lo dicho por la otra persona se procede a expresar las ideas propias.

Este tipo de escucha busca fundamentalmente:
1. Facilitar el diálogo para resolver problemas
2. Expresar emociones para buscar empoderar y llevar a tomar responsabilidades. Y el tercer elemento, es el manejo de los procesos. Es importante resaltar que una de las principales características de la Justicia Restaurativa es que no existe un modelo único para su aplicación, por ello es posible encontrar gran variedad de prácticas restaurativas y de formas de aplicación pues cada comunidad o institución educativa puede hacer un diseño particular, eso sí, el denominador común es:

PROCESOS Y HABILIDADES
Escucha activa para:
•Facilitar el diálogo y resolver problemas
•Expresar emociones, emponderar y tomar responsabilidad

FILOSOFÍA Y ÉTICA
Valores: Respeto, inclusión, responsabilidad, compromiso con las relaciones, imparcialidad, no juzgar, apoyar emocionalmente, emponderar y colaborar, siempre el respeto por los principios y valores de la justicia restaurativa. Sin embargo, algunos autores sugieren para el desarrollo de procesos en contextos educativos seguir el esquema de preguntas como las que a continuación se presentan:

1. ¿Qué pasó?
2. ¿Qué hizo?
3. ¿Cómo se sintió en ese momento? y ¿ahora?
4. ¿Quiénes se vieron afectados/as?
5. ¿Quién más se vio afectado?
6. ¿Qué necesidades cree que tienen las personas afectadas?
7. ¿Cómo pueden las personas involucradas buscar una salida adecuada?
8. ¿Cómo pueden hacer que todo sea diferente en el futuro?

Tomando en consideración lo expuesto anteriormente, en relación con los principios, los valores y las habilidades para la aplicación de la justicia restaurativa en contextos escolares es necesario distinguir tres niveles:

Primer Nivel: tiene un enfoque preventivo, busca desarrollar habilidades para la resolución de conflictos basadas en los valores y principios de la justicia restaurativa en todas las personas integrantes de la comunidad educativa. Así, en la medida en que se profundiza en este nivel cada vez más las personas al interior de la comunidad tendrán las herramientas para afrontar los problemas con perspectiva restaurativa. Este nivel debe ser abordado tanto en las familias como en el contexto escolar, y se focaliza en reafirmar las relaciones.

Segundo Nivel: está dirigido sobre todo a grupos al interior de la institución educativa. Busca desarrollar habilidades para intervenir en algunos casos cuando los problemas o conflictos involucran grupos o afectan directamente a los mismos. Este nivel implica la utilización de personas que faciliten el acercamiento. En estos casos la práctica de círculos de discusión es una excelente herramienta. El foco de este nivel está en la recomposición de las relaciones rotas o fracturadas por efecto del conflicto.

Tercer Nivel: este nivel involucra la participación de un grupo más amplio de personas incluyendo padres de familia, integrantes de otras secciones de la institución e incluso otro tipo de personas o autoridades fuera de la comunidad educativa, ello lo marca la gravedad del caso. Para su desarrollo pueden ser usadas herramientas como los círculos familiares. El foco de este nivel está en reparar y reconstruir relaciones.

 

Fuente: http://justiciarestaurativa.org/ – Diana Britto Ruiz
0
0

Círculos de diálogos en las escuelas y la comuniad

Círculos de Diálogo y la regeneración comunitaria

 

La posibilidad de una comunicación donde los humanos podamos convivir, crear espacios de calidad para nuestra labor, para nuestro hacer y vivir, es una cualidad fundamental a cultivar dentro de los colectivos, de las familias y de las organizaciones. La posibilidad de la colaboración y la creatividad están también asentadas en esta calidad de comunicación. Asumimos que las habilidades y competencias para la comunicación están dadas y se practican en cada oportunidad. Sin embargo basta reflexionar y observar de forma pausada respecto de nuestra vida cotidiana, para darnos cuenta de cuán problemática y conflictiva es la comunicación. Por otra parte es importante reconocer que el aprendizaje, la comprensión, la indagación, la investigación, etcétera, es decir los procesos del pensamiento, son procesos que viven en la totalidad de lo que somos como seres humanos (nuestras emociones, creencias, historia personal, etcétera). Esto nos evidencia que no existe tal cosa como pensar “y ya”, separado de sentir, de recordar, de temer, de sentir rechazo, etcétera, es decir de la articulación de lo que somos y estamos siendo como seres humanos. Si nuestro vivir y pensar es un proceso específico e integral que depende de cómo están ocurriendo nuestros principales ámbitos como seres humanos, entonces resulta esencial cuidar y atender la calidad de dicho ámbitos. Por lo que el cuidado y el cultivo de la calidad de nuestro ser humano resultan vitales para un bienvivir, bienpensar y bienactuar, es decir están co-determinados por la calidad de nuestra atenciónhacia los procesos de nuestro vivir en el proceso del pensar (pensar-en-el-proceso-de-vivir-que-es-pensar-que-es-vivir).

El Diálogo Profundo, o sencillamente el Diálogo (en una dimensión cuidadosa y conciente), o más propiamente dicho, el cultivo de las habilidades y la práctica del diálogo, constituye una herramienta de gran valor para cultivar y desarrollar la capacidad de comunicarse y pensar, personal y colectivamente. La intención dentro de un proceso conciente de diálogo es atender desde el cuidado personal y colectivo, las condiciones humanas para que el proceso reflexivo y comunicativo pueda tener lugar desde una apertura y conciencia de lo que estamos siendo como parte del proceso comunicativo. Así el trabajo del diálogo se facilita de forma que las y los participantes se encuentran atendiendo sus procesos personales y al mismo tiempo participando en el intercambio y enriquecimiento de experiencias, reflexiones, ideas, nociones, sentimientos, etcétera. Es decir, tomando en cuenta las condiciones humanas profundas e integrales que participan en los procesos del pensamiento y la comunicación.

Por lo que en el presente manual-experiencial para facilitadores de círculos de diálogo, pretendemos compartir con las y los lectores un cúmulo de experiencias y reflexiones que creemos pueden ser valiosas para coadyuvar a quienes se desean aventurar en la travesía de animar y acompañar los esfuerzos de las personas y sus colectivos por el camino del diálogo profundo.

http://dialogoscomunitarios.wordpress.com/

0
0

Neurociencia en la educacion: La atencion es una emocion

La atención es una emoción:

Dr. Donald Nathanson:  Muy a menudo, cuando pensamos en la educación y el proceso de la educación tomamos la posición de que la educación es acerca de la forma en que un niño recibe información y la procesa. Eso es totalmente cognitiva. Pero resulta, que para sorpresa de la mayoría de la gente, la educación es también sobre la emoción.

Yo no sólo significa que usted tiene que aprender cómo se va a controlar sus emociones en el aula. Quiero decir, dar por sentado que tenemos que prestar atención a que el material que el profesor nos está mostrando, prestar atención como todo el mundo en la clase está prestando atención, pero lo que quiero decir es que ordinaria, normal, la atención en sí es una emoción .

Nosotros realmente no entendemos que desde hace muchos años. Nos pareció que había una atención normal, pero que la distracción de ella participamos emociones. Ahora entendemos que hay una emoción específica que implica el rango de interés de leve a pura emoción. Se puede ver en la cara: la frente, las cejas están abajo, la cara a veces se inclina hacia un lado. Si nos fijamos en el niño que se ve la actitud facial somos conocida como pista, mira, escucha ‘. Y cuando el niño se centra, presta atención, de verdad se interesa e involucrado con lo que está pasando, eso es lo que creemos que es la aproximación normal para el aprendizaje en la escuela.

La gente bien, usted ha oído hablar de Trastorno por Déficit de Atención, y curiosamente se trata con medicamentos que alteran las emociones, a pesar de que todo el mundo piensa que está tratando algo cognitivo. No lo es. Lo que está haciendo es hacer más interés al alcance del niño.

Ahora surge la pregunta, y una pregunta que es vital creo que este trabajo sobre el problema de aprender a leer, que no hay nada de natural en aprender a leer. En cierto sentido, nos engañamos al niño a prestar atención a las palabras en una página como si él o ella va a ser capaz de entender esas palabras. Oh, por supuesto, podemos decir CAT hechizos gato, ver Dick correr, o mira el perro, y esas palabras son probablemente bastante fácil para el niño a descifrar. Pero tan pronto como el niño se encuentra con palabras que son más ambiguos, que un niño no puede entender de inmediato, ese niño pasa por un proceso que ha sido poco conocida hasta hace poco.  

 

0
0

Educacion: Scratch una plataforma para que los chicos aprendan a programar gratis

foto face scrach

 

 

La plataforma fue desarrollada por el MIT y busca explotar la creatividad de los usuarios. Está enfocada a los más chicos, pero apunta a cualquier persona que quiera aprender

es un proyecto y un lenguaje de programación desarrollado por un grupo de investigadores del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT). Su objetivo es introducir en diferentes instituciones de educación los paradigmas de programación y, de esta forma, mejorar la educación y explotar la creatividad de los jóvenes.

Si bien fue lanzado en 2006, recién en 2013 alcanzó su primera versión estable y allí fue lanzada al público a través con una plataforma interactiva en Internet. Scratch es de uso libre, no tiene costo y cuenta no sólo con el apoyo de los desarrolladores del MIT sino con una gran comunidad de docentes, estudiantes y otras instituciones, como museos, que utilizan y promueven el uso de esta herramienta en el aprendizaje del lenguaje de programación.

La plataforma Scratch fue pensada para que resulte amigable para los más chicos. El proyecto está pensado principalmente para usuarios de 8 a 16 años, aunque también busca introducir al lenguaje de programación a todos los que quieran aprenderlo. La plataforma está en varios idiomas, incluso en español.

Para los que quieran introducirse en el mundo de la programación desde cero, en la Argentina también se encuentra vigente la plataforma Program.Ar que, de una forma muy similar al Scratch y a otros tutoriales virtuales, te permite ir conociendo poco a poco como funcionan los lenguajes de programación; además el gobierno porteño firmó recientemente un acuerdo con Codeacademy para dar cursos de programación en escuelas.

 

fUENTE: http://www.lanacion.com.ar/

0
0